Las telas de los Omeya

 

 

 

 

 

.

dos tejidos medievales del siglo X,

 

 

 

 

 

.

declarados Bien de interés cultural

 

 

 

 

.

 

 

 

 

 

.

 

 

 

 

 

.

 

 

 

 

 

.

 

 

 

 

 

.

Las Telas de los Omeya

Dos tejidos medievales del siglo X, declarados Bien de Interés Cultural en 2012.

EL TEJIDO AZUL


El tejido de fondo azul índigo, color bastante excepcional en tejidos andalusíes, se conserva íntegramente en todo su largo y ancho, pudiendo tratarse, por sus dimensiones (2,75 x 2,08 m) y repertorio decorativo de una colgadura mural ornamental.

Leer más...

En su iconografía combina elementos sasánidas y bizantinos. Ofrece una serie de 36 criaturas bicéfalas que representan una variante de animal fantástico alado con garras de león y cabeza y alas de águila.

Ocupando únicamente el cuello de los animales que se sitúan en el friso superior de la tela, muestra una banda epigráfica doblemente simétrica en disposición “de espejo” horizontal y vertical. La caligrafía, que es cúfico simple, recorre íntegramente el tejido repitiéndose nueve veces.

De difícil lectura e interpretación, parece contener una frase piadosa similar a las que están presentes en textiles, madera, marfiles o metales producidos entre los siglos X y XI.

.

EL TEJIDO ROJO


El tejido de fondo rojo presenta series de medallones u óvalos perlados donde se localizan hileras de aves enfrentadas de espaldas. De dimensiones más reducidas que el tejido azul (2,36 x 1,42), es también una pieza completa de telar, cuyo buen estado de conservación lleva a pensar que pudo ser un cortinaje que posteriormente envolvió reliquias.

Leer más...

La composición que presenta es común en el arte sasánida (persa pre-islámico) y en sus zonas de influencia en el periodo islámico. Entre las parejas de aves se encuentra, a modo de eje de simetría, una representación muy estilizada del “árbol de la vida”.

Como aspecto particular, conserva los dos orillos o remates originales con sus cordelillos, lo cual permite conocer la anchura exacta de tejido en el telar. Estas últimas servían para mantener la anchura constante mientras se tejía la pieza, impidiendo que encogiese progresivamente.

Posiblemente realizado entre los ss. X – XI, muestra características técnicas más antiguas propias de regiones como Irán o Asia Central vinculadas con el comercio de la seda.

 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.